domingo, 14 de abril de 2013

Tarta fondant de poker

He estado toda la semana desaparecida del blog, pero todo tiene su explicación.¡¡¡¡¡ He hecho mi primera tarta fondant!!!!!! Y claro, no iba a empezar con una sencillita...me he metido en una mega tarta de varios pisos con decoración, así que el proceso ha llevado varios días. Más concretamente, desde el martes hasta el sábado.
 
No tengo el paso a paso por si salía un churro pero ahora me arrepiento de no haber sacado fotos porque algunos se creerán que la he comprado!!

Tarta fondant de poker
 
 
Ingredientes
 para el bizcocho
 
200ml aceite de girasol
160ml leche
375g azúcar
230g harina
2 cucharaditas levadura Royal
50g cacao en polvo
3 huevos
2 yemas
1 cucharadita de extracto de vainilla
La receta la copié de la página de Alma Obregón y es un acierto. ¡El bizcocho es espectacular!
 
Encendemos el horno a 180º y mientras, mezclamos el aceite con el azúcar. Cuando esté bien mezclado, añadimos los huevos uno a uno y las yemas. Tamizamos la mitad de la harina con la levadura y el cacao. Cuando esté integrado, pondremos la mitad de la leche y seguimos removiendo. Terminamos con lo que queda de harina-cacao-levadura y el resto de la leche.
Queda una mezcla homogénea espesita de color chocolate que huele que alimenta! Yo dividí la mezcla en dos (a ojo) porque quería hacer 2 bizcochos, pero podéis hacerlo en un molde grande. Engrasamos el molde (el mío es de 18cm) y metemos al horno unos 35 minutos.
Para saber si está, pinchamos con un palito y si sale limpio, ya está! Yo repetí la operación  para tener 2 tartitas del mismo tamaño y luego poder hacer capas.
 
Busqué por internet la mejor manera de cortar el bizcocho y en todos los sitios ponía que era mejor de un día para otro para que se asentara y eso, así que cuando estaban fríos, los envolví con papel film y los metí en el frigo.
 
Seguí buscando por internet cómo partir el bizcocho. Y es que me daba un mieeedooo!!! No tengo ninguna sierra ni nada y estaba convencida de que si lo hacía a mano, me iba a torcer. Así que encontré un vídeo en YouTube que explica cómo cortar las capas de un bizcocho con UN HILO.
 
Una vez hechas mis capitas y más contenta que unas castañuelas, elaboramos las cremitas del relleno.
 
 
Crema 1
Buttercram de chocolate blanco
 
125g mantequilla
150g azúcar glass
100g chocolate blanco "Nestlé postres"
1 cucharadita de leche
1 cucharadita extracto de vainilla
 
 
 
Crema 2
Cheese Icing de Chocolate con leche
 
125g mantequilla
250g queso de untar
200g azúcar glass
1 tableta de chocolate con leche "Nestlé postres"
2 cucharaditas de leche
 


Con estas cremas listas, procedemos a rellenar las capas. Me hice con una base (una tapa de una caja de cartón redonda del mismo tamaño) forrada de papel de aluminio y coloqué la primera capa de bizcocho y crema de chocolate blanco. Segunda capa de bizcocho y crema de chocolate con leche. Tercera capa de bizcocho y crema de chocolate blanco. Cuarta capa de bizcocho y muuuucha crema de chocolate con leche. Por los laterales, extendí bien de la crema de chocolate blanco hasta que quedó cubierta del todo.
La metí en el frigo a la espera del día "D" y de mis quebraderos de cabeza pensando en el fondant.... Y claro, miré miles de tutoriales y vi que tendría que haber rellenado de otra manera pero ya no había vuelta a atrás...
 
El sábado por la mañana terminé de pensar en el diseño que quería hacer y pensé en comprar alguna cosilla que me haría falta, así que por probar, fui a la tienda de Objetivo Cupcake que está en el centro de Madrid. Me llevé un chasco tremendo. No sé si es porque la tienda lleva poco tiempo abierta o porque era sábado...pero no había de nada, era un poco cara... Menos mal que tenía apaño en casa que si no....
 
Comencé con las manualidades. Estirando y estirando el fondant, cortando, pegando, despegando (jo, queda mal!), volviendo a pegar.... Hasta que tras 2 horas, la tarta estaba lista! Usé unos mini cortadores para las formitas de las letras y demás y rotuladores comestibles. El miedo que tenía era que la tarta hubiera quedado seca porque después de cubrirla con las cremas, vi que había que bañar los bizcochos en almíbar. Oooohhhhhh!!!
 
Pero este fue el resultado!!!! Se ha abierto un nuevo mundo para mí jejejeje
 
Un beso para los cumpleañeros: Juan (mi Juanito ) y Sergio (el cuñao).


Yo cocino, tú cocinas... ¡Todos cocinamos!


 

 

3 comentarios:

  1. Bueno, bueno, pero ahora te han vuelto una pastelera de 1ª, categoría.
    ¡¡¡Vaya tarta!!!!

    ResponderEliminar
  2. No olvido mis raíces lolines!!! Viva lo salao!!!

    ResponderEliminar