Hace unos años estalló un boom en New York con los cronuts. Para quienes no hayan oído jamás de los jamases hablar de ellos, es una mezcla entre un croissant y un donut. Es decir, tiene forma de berlina, redondita y con su agujero característico peeeero, está hecho de hojaldre.

Volvemos a encender la cocina! Y además traigo una receta sana, rica y apta para cualquier tipo de dieta.Los fines de semana suelen ser un poco caóticos en casa. Partidos de fútbol por las mañanas, recoger y ponerse al día con las lavadoras, plancha y demás, algún evento por la tarde... Por eso recurrimos mucho a la pasta para comer. Por eso variamos mucho para intentar salir de "boloñesa-carbonara-atún-salchichas".


Me encantan las gyozas. Es ir a cualquier restaurante que las tengan, y tener que probarlas irremediablemente. Pero nunca me había animado a prepararlas. Me echaba para atrás el tema de las dobleces y demás.  ¡Pero aquí están!


Tuve que ir a hacer un curso con mi súper cuñado cocinillas para ponerme manos a la obra y perderles el miedo.
Hace unos años ya fuimos al mismo sitio para aprender cocina Thai, y después de todo este tiempo, el sitio ha cambiado mucho, pero a mejor.

Y allí que fuimos un domingo por la mañana, súper ilusionados y con ganas de aprender


La receta no tiene mucho misterio. Se pica finamente la col y las cebolletas y se mezclan con la carne y el resto de ingredientes formando una pasta pegajosa.

Y ahora sí que sí, empieza el trabajo. Intenté hacer foto de todos los pasos, pero creo que como mejor se aprende es haciéndolo...

Gyozas de pollo 

Ingredientes (para unas 20 gyozas)
  • Un paquete de obleas para gyoza
  • 300g carne picada de pollo
  • 50g col china
  • 4 cebolletas chinas
  • 60ml salsa de soja
  • 30ml aceite de sésamo
  • Jengibre fresco 
  • Salsa de pescado
  • 1 yema de huevo

  • Tachaaaaannn. Ya está nuestra primera gyoza. Repetimos y repetimos hasta acabar con todo el paquete. Las vamos colocando en un plato tapado con un paño para que no se resequen.
  • Colocamos una cucharadita de relleno en el centro. Humedecemos con agua todo el borde de la oblea.  Cogemos la oblea la cerramos por el centro presionando bien.
  • Ahora hay que cerrar los bordes. Desde un extremo, hacemos un pliegue y lo cerramos. A continuación otro pliegue y lo cerramos. Y lo mismo para el otro extremo.



Podemos hacerlas al vapor o....como a mí me gustan, a la plancha.
  • Así que colocaremos una sartén con un poco de aceite (poco) y calentamos. Colocamos nuestras goyzas con la panza hacia abajo y el abanico hacia arriba y dejamos que se doren sin moverlas.
  • Cuando estén doradas, añadiremos 30ml de agua y taparemos. Dejamos así 5 minutos aproximadamente hasta que se consuma toda el agua. El vapor hará su trabajo, ablandando el resto de la goyza y la parte de abajo estará crujiente y riquísima.
  • Para servir, podemos utilizar millones de salsas. Teriyaki, Hoisin, solamente salsa de soja, o mezclarla con un poco de vinagre de arroz y copos de chilli.
Lo único e imprescindible es comerlas calentitas.




Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!
Sigo con mis recetas orientales. Además hay que darle salida a las obleas de arroz que compramos para hacer los rollitos Nem Goi. Hoy la receta es un poco más elaborada, pero merece la pena si queremos variar o sorprender a alguien!

Rollitos Nem Ran
Ingredientes
para 6 rollitos

6 obleas de papel de arroz
200g carne picada de cerdo
50g fideos de arroz
100g brotes de soja
1 zanahoria pequeña
1/2 cebolleta
50g setas shiitake (frescas)
1 huevo
Salsa de soja
Pimienta
Aceite de sésamo
Aceite de girasol
Lechuga y hierbabuena para decorar

Empezamos hidratando los fideos en agua del tiempo. Los metemos en un bol, los cubrimos de agua y nos olvidamos de ellos de momento. 

Si no encontramos setas shiitake frescas, podemos usar las deshidratadas. También las debemos meter en agua (tibia) y listo. 

Rallamos la zanahoria y picamos la cebolleta lo más pequeño que podamos. Lo mezclamos con la carne picada. Añadimos también los brotes de soja. Adobamos con un poco de salsa de soja, una cucharadita de aceite de sésamo y pimienta. 

Escurrimos las setas y las picamos en juliana fina. También lo incorporamos al bol. Hacemos lo mismo con los fideos. Los recurrimos bien y los secamos con papel para que no tengan agua. Los cortamos un poco y mezclamos todo. 

Añadimos el huevo y ya tenemos el relleno preparado.

Ponemos una sartén grande con un poco de agua a calentar y metemos una oblea durante unos segundos. Sacamos y la colocamos sobre una tabla. Ponemos una cucharada generosa del relleno y cerramos. 

Pasamos la parte de abajo hacia arriba y enrollamos un poco. Los laterales hacia el centro y terminamos de enrollar. 

Hay que tratar de que queden bien apretaditos para que al morder, no se nos salga todo y la liemos!!

Una vez tengamos todos los rollitos listos, solo nos falta freírlos en abundante aceite de girasol. Tardan un poquito en dorarse así que paciencia. 

Para decorar, pondremos una hojita de lechuga y unas hojitas de hierbabuena. Como salsa, podemos usar la salsa de rollitos "Sweert Chilli" que le va genial. 

Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!
¡Encendemos el horno de nuevo! Hoy traigo unas galletas fáciles. Tan fáciles que la ratita de mi casa se anima a ayudar y todo. Es de las recetas que aún pensando que no tienes de nada, seguro segurísimo que las puedes preparar para merendar. 

En el cole, las suelo llevar bastante a menudo para alegrarnos el café y siempre estoy dando la receta. 

¿Os animáis a probarlas?

Galletas con M&Ms


Ingredientes
para unas 20 galletas

200g harina
75g azúcar moreno
125g mantequilla
1 cucharadita de pasta de vainilla
M&Ms, lacasitos, conguitos o similar

Comenzamos encendiendo el horno a 180º para que vaya cogiendo temperatura. Mientras, mezclamos la mantequilla con el azúcar moreno. La mantequilla debe estar a temperatura ambiente. 

Si se nos antojan de repente las galletas, bastará con cortar la mantequilla en cubitos pequeños y mientras vamos pesando el resto de ingredientes y con el calor de la cocina, se suele ablandar. 

Eso sí, NO meter en el microondas. No. Jamás. 

Añadimos la cucharadita de pasta de vainilla y la harina y continuamos mezclando un poco hasta que se integre. 

Una vez tengamos la masa lista, iremos cogiendo porciones de unos 20 gramos aproximadamente y haciendo bolitas. Las colocamos sobre una bandeja de horno con papel o sobre una lámina de silicona (ya soy una profesional!!) y las aplastamos un poco

No crecen mucho, por lo que un par de centímetro entre ellas es suficiente. 

Ahora viene lo divertido. Colocar encima nuestros M&Ms o lo que tengamos a mano. Ponemos 3 o cuatro en el centro de cada galleta. 

¿Habéis visto que pinche más estupendo tengo?

Ya solo queda hornear unos 12 o 14 minutos. Las sacamos  del horno y las dejamos un par de minutos sobre la bandeja para luego  traspasarlas a una rejilla o similar hasta que enfríen del todo. 

Las podemos guardar en una lata y aguantan un montón. Aunque yo me llevo cada día una bolsita con unas cuantas y más de una semana no han durado nunca!





Yo cocino, tú cocinas... ¡Todos cocinamos!


Vuelvo hoy a la cocina para enseñaros unos rollitos muy sanos y preciosísimos para sorprender a cualquiera que venga a casa. Sirven de entrante, como si fuera una ensalada, o para una cena o comida de picoteo. 

Ya sabéis mi afición por la cocina oriental. Así que aquí van estos rollitos Nem. 

Rollitos Nem Goi Cuon


Ingredientes
para 6 personas

6 obleas de papel de arroz
150 g de fideos de arroz
6 langostinos cocidos y pelados
1 zanahoria pequeña
1 pepino pequeño 
50g brotes de soja
Lechuga romana
Hojas de hierbabuena
Cilantro
Salsa de soja
Aceite de sésamo

Comenzaremos con los fideos de arroz. Lo único que tenemos que hacer es meterlos en un bol con agua del tiempo y olvidarnos hasta que los vayamos a necesitar. De esta manera se irán hidratando solitos. No hay que hacerles nada más. 

Pelamos la zanahoria y la cortamos en tiras muy finas. Podemos ayudarnos de una mandolina o similar. De la misma manera, cortaremos el pepino también en tiras, pero sólo usando la parte exterior (un poco de piel y un poco de "carne) sin usar la parte central de las pepitas. 

Cortamos 6 hojas de lechuga a la mitad y de los 12 trozos que nos quedan, a 6 les quitamos la parte dura. Los dejamos en un bol con hielo para que estén súper crujientes. Vamos además a poner en hielo hojas de hierbabuena y de cilantro. 

Escurrimos nuestros fideos y los cortamos un poco. Mezclamos en un bol con las tiras de zanahoria y de pepino, los brotes de soja y aliñamos con aceite de sésamo y salsa de soja. 

Ya tenemos todo lo necesario. Preparamos una sartén grande con un poquito de agua y la calentamos sin que hierva. 

Abriremos nuestro paquete de obleas de arroz y sumergimos durante 5 segundos en el agua tibia. Sacamos y la colocamos sobre una tabla. 

Ponemos un trocito de los pequeños de lechuga que tenemos en el bol con hielo y una cucharada generosa de las verduras (como se ve en la foto). 

No pasa nada si la oblea está un poco rígida al principio. Se va hidratando poco a poco.

Podemos poner semillas de sésamo, cacahuetes tostados.... todo le va genial!

Ahora cogemos nuestro langostinos que los teníamos olvidados. Los cortamos a la mitad y les quitamos el intestino con cuidado.  

Los ponemos encima de las verduras, junto con el cilantro y la hierbabuena al gusto.  Esto le da un frescor tremendo, pero va a gustos, claro. 

Ahora nos queda hacer el rollito. 

La oblea está como gelatinosa, y se pega enseguida, así que, sin miedo ninguno!

Subimos la parte de abajo y envolvemos todo nuestro relleno, comprimiendo con los dedos y dando media vuelta a todo. 

Ahora cogemos uno de los laterales y lo doblamos hacia el centro. Hacemos lo mismo con el otro lateral. 

Debe quedar bien apretado, porque luego, a la hora de cortar y de comer, corremos el riesgo de que se no salga todo!!!

Ya solo enrollamos hacia arriba para terminar de darle la forma. 

Repetimos el proceso hasta que hagamos los 6 rollitos. Si somos más, aumentamos las cantidades. 

Esta receta es de las que hay que hacer en el momento, ya que la oblea, igual que se hidrata muy rápido, también se reseca. Como mucho, podemos hacerlas por la mañana y dejarlas tapadas con un paño húmedo hasta la hora de la comida, pero aún así, no estarán igual. 
Para servir, cortamos los rollitos a la mitad con un corte oblicuo, y los colocamos sobre una hoja de lechuga. Adornamos con más cilantro y más hierbabuena y podemos aliñar con una salsa de cacahuete (se compra!!).

Y ya tenemos una "ensalada" que hasta a los más carnívoros les encantará. 






Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!






De nuevo por aqui!! Han pasado casi dos años desde la última entrada... y en todo este tiempo, a pesar de seguir entre fogones, también ha habido muchos cambios en mi vida. 

No sé muy bien si seguiré publicando tan periódicamente como antaño, pero lo que sí sé es que lo que aparezca, serán cosas muuuuy buenas y con grandes historias detrás. 

Hoy traigo algo realmente rico y fácil. Para lo que me leíais, sabréis que soy mucho de recetas sencillas pero a la vez resultonas. Y esta receta es así. En media hora está lista, ensuciando solamente una cacerola y un plato, pero transportándonos al corazón de USA. 

Alfredo Chicken Pasta


Ingredientes para 4 personas

250g pechuga de pollo
200g bacon en tiras
400g pasta corta 
700ml caldo de pollo 
100ml nata para cocinar
300g mix queso rallado (cheddar, mozzarella...)
Dos dientes de ajo
Una cucharada de tomate frito
Queso parmesano al gusto
Sal
Pimienta
Aceite de oliva
Perejil para decorar


La sencillez de esta receta radica en que tooooda se hace en la misma olla. Es lo que se ha puesto tan de moda como "One-Pot... no se qué". Así que comenzaremos cortando la pechuga en daditos y dorándola en la olla con un poco de aceite de oliva, pimienta y sal. 

Mientras, vamos cortando los dos dientes de ajo. Mejor cuanto más pequeños estén. 

Cuando la pechuga esté medio dorada, añadimos los ajitos y mezclamos bien con cuidado de que no se nos quemen!

Es el momento de poner el tomate frito y los líquidos y esperar a que comience a hervir todo junto. Pesamos la pasta (o la ponemos a ojo...), y la incorporamos a la olla. Tapamos y a fuego medio dejamos que se vaya cocinando todo unos 15 o 20 minutos, removiendo de vez en cuando y vigilando que no se queda sin caldo. 

Para el bacon me gusta mucho hacerlo en el micro.Parece una tontería, pero es una sartén menos que hay que fregar! Colocamos un papel de cocina sobre un plato, extendemos el bacon y tapamos con otro papel de cocina. Vamos dando golpes de minuto y medio hasta que esté doradito y reservamos. 

Una vez tengamos la pasta casi lista, destapamos para que se evapore el exceso que líquido y ahora sí, sin dejar de remover añadimos los quesos. Salpimentamos de nuevo (si hiciera falta) e incorporamos el bacon y perejil para decorar. 

Y ya está. Tenemos un plato de pasta riquísimo, rápido y llegado directamente de los restaurantes americanos. 

Si estamos a plan...podemos sustituir la nata por leche, buscar quesos bajos en grasa...pero bueno, un día es un día!


Yo cocino, tú cocinas... ¡Todos cocinamos!