martes, 5 de marzo de 2013

Pastel de salmón ahumado

Hacía tiempo que quería hacer un pastel frío de salmón pero no se daba la oportunidad. La semana pasada la vi en el blog de Entre Barrancos y se antojó. Vale sí, me dio envidia... Tenía un sobrecito de salmón en el frigo que estaba llamándome a gritos y tirando de ingredientes del congelador y poco más, he apañado una cena riquísima y como ha sobrado... la comida para dentro de un par de días.
 
Pastel de salmón ahumado
 
 
Ingredientes
para 4 personas
 
1 sobre mediano de salmón ahumado (unos 250g)
2 huevos cocidos
3 rebanadas de pan de molde
100g gambas congeladas peladas
6-7 palitos de cangrejo
1 latita de atún
Canónigos u otra lechuga
Salsa rosa
Mahonesa
 
 
Las cantidades también dependerán del tipo de molde que utilicemos. Yo he usado uno de plumcake pequeño, por lo que con 3 rebanadas de pan he tenido suficiente.
 
Primero tenemos que forrar el molde con film transparente por dentro y que sobre bastante por los lados. Yo le puse un poco de aceite de oliva y lo extendí con una brochita por si acaso.... Ahora pondremos las lonchitas de salmón por todo el fondo y los bordes (se queda pegado) cubriendo todos los huequitos que no queden. Si nos sobra algo de salmón, lo picamos y lo reservamos.
 
Ahora preparamos el relleno. Metemos las gambas al micro para que se hagan. Mientras, picamos los huevos, los palitos de cangrejo y la lechuga y lo mezclamos con el atún, salsa rosa y un poco de mahonesa (si nos sobró salmón, lo añadimos también). Ponemos las gambas también.
Aplanamos la primera rebanada de pan con un rodillo y la cortamos para que encaje bien en el molde. Rellenamos los huecos con más trocitos de pan. En mi molde entraba casi 1 rebanada por piso, pero eso lo tenéis que ir viendo. Extendemos sobre el pan una cucharadita de mahonesa y un tercio del relleno que hemos preparado (yo hice 3 pisos).
 
Vamos alternando capas de pan y de relleno hasta que se no acabe todo. Es importante cuando colocamos la capa de pan, presionar bien para que quede compacto. Terminamos cubriendo con el film que teníamos a los lados y metemos al frigorífico. Yo lo he hecho de un día para otro, pero imagino que con 3 horas o así, será suficiente. cuando queramos servirlo, sacamos todo del molde, quitamos el film y adornamos con un poco de mahonesa, unas huevas de salmón si tenéis y os gustan... Ni que decir tiene que mi marido me ha dicho que cuando vayamos a casa de alguien lo vuelva a hacer así que...un éxito!

 Yo cocino, tú cocinas... ¡Todos cocinamos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada