lunes, 20 de octubre de 2014

Tarta Guinness

Sigo con mi vena reposteril...hasta descubrir cuál es mi tarta favorita. Desde que me quedé embarazada tuve que dejar uno de mis vicio-pasiones: la cerveza. Aquí os escribe una enamorada del zumo de cebada jejeje 

Desde la autóctona Mahou, pasando por la Paulaner, Becks, Moretti... hasta la Murphy´s...todos los tonos de cerveza tienen algo especial. Algunas buenísimas, otras no tanto, pero me encanta probarlas todas. 

En mi primer viaje a Londres pude probar in situ una cerveza Guinness en un pub inglés.  Y...no me gustó!!! La he vuelto a probar en varias ocasiones y aunque se deja beber, no es de mis favoritas. Claro que ahora hablando de tartas, pues había que darle otra oportunidad! Y cómo no, ha sido una tarta con historia. 


Tarta Guinness


Ingredientes
para 8-10 personas

310 gr de cerveza Guinness
250 gr de mantequilla 
80 gr de cacao en polvo
300 gr de azúcar
150 gr de nata líquida
2 huevos  
250 gr de harina
2, 5 cucharaditas de bicarbonato
1 cucharadita de esencia de vainilla

Comenzaremos precalentando el horno a 180º y poniendo la cerveza con la mantequilla en un cazo y calentando hasta que la mantequilla se derrita por completo. Dejamos que se temple un poco. 

Por otro lado, mezclamos los ingredientes húmedos con las varillas (yo con mi maquinón jeje) hasta que esté bien mezclado. Poco a poco iremos añadiendo los ingredientes secos que habremos mezclado y tamizado para evitar grumitos y el contenido del cazo hasta conseguir una masa color marrón oscuro bastante líquida.  

Engrasamos un molde. Yo uso mi súper molde desmontable de 18 cm y un spray antidesmoldante. Si no tenéis, se puede hacer con mantequilla o aceite, como siempre. Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 50 minutos. Pinchamos con un palillo para comprobar que está y sacamos del horno. 

Cuando no nos abrasemos, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. 



Crema de queso
Ingredientes

200g queso mascarpone
200ml nata líquida
180g azúcar glass

Para la crema de queso, montaremos la nata que debe estar muy fría, con el azúcar y mezclaremos poco a poco con el queso para evitar que se nos baje. Con la KitchenAid, yo lo hice todo junto y montó estupendamente. 

Cortamos el bizcocho en capas, rellenamos con la crema (un tercio para cada capa más o menos) y llevamos a la nevera. 
La mala siete hizo que mis invitados ese día se retrasaran, llamaran varias veces diciendo que llegaban, que no... bla,bla... justo cuando estaba montando la tarta. Resultado: Se me cortó la nata y tuve que volver a empezar (menos mal que tenía de sobra), corté las capas de mala manera, no repartí bien la crema, con lo que una capa tenía mucha, otra poca... 

Aún así, la tarta...un exitazo.  La cerveza Guinness y yo somos de nuevo AMIGAS
Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada