viernes, 2 de enero de 2015

Galletas de mantequilla

Feliz añooo, amores!!! Hemos comenzado el 2015, pero sigo con una fiebre loca por las latas de galletas. Ahora además no hago más que ver latas monísimas por todas partes. Y claro, las latas traen sus correspondientes galletas danesas.

El problema es que me gusta hacerlas. Así que lo que hago es comprar las latas, regalarle las galletas que vienen dentro a mi suegra y hacer las mías. Y creo que he encontrado la receta ideal. Tienen un sabor intenso a mantequilla, son crujientes pero se deshacen en la boca.

Galletas de mantequilla


Ingredientes
para unas 40 unidades

250g mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo
1 yema
175g azúcar glass
550g harina
1 cucharadita de extracto de vainilla


Para esta receta necesitaremos una batidora para repostería, de las que tienen pala, porque requiere un amasado lento pero largo. 

Pondremos la mantequilla con el azúcar y a velocidad mínima, iremos mezclando. No nos interesa que coja aire así que paciencia. Podemos ir ayudándonos de una espátula de silicona para ir bajando lo que se quede pegado en las pareces del bol. 

Una vez que esté bien mezclado, añadiremos el huevo, la yema (batidos un poco) y la vainilla y volvemos a amasar lentamente hasta que haya quedado integrado. 

Ahora, a cucharadas, iremos echando la harina. Todo siempre a la mínima velocidad, aunque nos entren ganas de subirla para acortar el tiempo ¡¡¡NO LO HAGAIS!!! 

Una vez esté lista la masa de galletas, la sacamos del bol y la dividimos en 2. Entre dos papeles de horno, aplastaremos cada una de las partes con un grosor de medio centímetro más o menos. Si tenéis un rodillo regulable, genial. Yo uso unas guías de plástico que tienen tres grosores diferentes. Si no tenéis nada de esto, podéis poner una revista cada lado del rodillo o hacerlo a ojo. 

Una vez tengamos las dos planchas estiradas, las meteremos en el frigorífico al menos una hora, sobre una bandeja o algo plano. Yo hice la masa por la noche y hasta la mañana siguiente no la usé. Y estaba estupenda. 

Encendemos el horno a 180º. Ahora toca elegir el cortapastas que queramos. A medida que vayamos cortando las galletas, las iremos colocando sobre una bandeja  cubierta de papel de horno.  

Horneamos unos 12-14minutos. Ojo porque estas galletas deben ser blanquitas. Si veis que la parte de  dentro se empieza a dorar, le dais la vuelta a la bandeja. Una vez listas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Son excelentes para decorar (ahora que estamos navideños) o para comer así, sin nada más. 






Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada