miércoles, 7 de enero de 2015

Roscón de Reyes

Ya sé que llego un día tarde.... pero es que ayer fue el cumple de Martina y con todo el follón...se me olvidó publicar esta receta típica para el día de Reyes.

Como os dije hace unas semanas, tenía que hacer el roscón sí o sí. Este año no había excusas. Así que manos a la obra. Advierto que es trabajoso y necesitamos casi un día entero para hacerlo. Es un rollo y no sé yo si me volveré a animar jejeje pero si sois mártires de la cocina, esta receta es la vuestra!!!

Roscón de Reyes


Ingredientes
para un roscón grande 

Para la masa madre
90g harina de fuerza
5g levadura fresca
50g leche
una pizca de azúcar

Para la masa
120g azúcar
1 naranja
1 limón 
80ml leche
350g harina de fuerza
2 huevos
50g mantequilla a temperatura ambiente
15g levadura fresca
Aroma de Azahar
Una pizca de sal

Para decorar
Almendras fileteadas
1 huevo 
Azúcar con agua

Bueno,como he dicho, entre masas madre, levados y demás, se nos va casi un día. Hay que hacerlo sin prisa así que hay que organizarse bien. Lo primero, los ingredientes. Ahora es fácil encontrar la harina de fuerza en casi cualquier súper, la levadura fresca también (donde las mantequillas) y el aroma de Azahar por lo menos en Navidades, había hasta en el Mercadona!

Empezaremos a hacer la masa madre mezclando todos los ingredientes. Queda una masa blancura, pegajosa e imposible de manipular. La pondremos en un bol tapado con film y dejaremos reposar durante al menos 3 de horas. 

Mientras, rallaremos media naranja y medio limón que mezclaremos con el azúcar. Reservaremos la piel de las otras mitades que pondremos en un cazo con la leche y dejaremos que hierva todo unos 5 minutos. Dejamos que enfríe. 

Cuando hayan pasado las tres horitas, nos pondremos manos a la obra con la masa del roscón propiamente dicha. Mezclamos la masa madre con la harina, el azúcar con la ralladura de naranja y limón, la harina y la leche ya fría.  Añadimos los huevos uno a uno, el aroma de azahar (yo puse unos 10ml más o menos) y la pizca de sal. Finalmente la mantequilla. Amasamos como buenamente podamos (mejor si tenemos un cacharro amasador jejeje) De nuevo tendremos otra masa inmanejable que dejaremos tapada con un trapo en un bol unas 2 horas más. 

Pasado ese tiempo, sobre una bandeja de horno con papel, daremos forma al roscón colocando algo en el centro (un vaso, un aro, un cuenco...) Colocamos los adornitos, pincelamos con huevo batido y volvemos a dejar levar otras dos horas bien abrigado dentro del horno apagado. 

Veremos que el roscón crece poco a poco. pasado este tiempo, volveremos a pintar con huevo batido con cuidadito, pondremos el azúcar humedecida (un puñado de azúcar con unas gotitas de agua) y hornearemos unos 15-17 min a 180º vigilando mucho de que no se tueste demasiado. Si vemos que se dora mucho, tapamos con papel Albal hasta que finalice el horneado. 

Y ya está!!! 8 horas de trabajo...una jornada!!! Si queremos rellenarlo, debemos esperar a que enfríe por completo para cortarlo. Yo soy más de tomarlo tal cual, mojadito en chocolate jijiji pero para quienes os guste la nata, os aconsejo haceros con un brick de nata vegetal. Monta estupendamente, no se baja, y sabe igualita a las de las pastelerías. 

Con esta receta nos despedimos de las Navidades! Ahora tendremos una época de recetas sanas, ligeras y baratitas para compensar.

Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada