domingo, 1 de diciembre de 2013

Tarta de manzana

 Llevaba varias semanas viendo en diferentes blogs un montón de recetas de tartas de manzana. La verdad es que no es una tarta que me entusiasme demasiado ya que generalmente la fruta al horno no me gusta. Pero tenía ganas de hacer una tarta con masa quebrada y al final, opté por arriesgarme con la de manzana!!

Lo más fuerte es que quedó de muerte, tanto...que Juanito me dice que la puedo repetir!! Y eso es un triunfo...


Tarta de manzana


Ingredientes
para 6-8 personas

para la masa quebrada:

350g harina
130g mantequilla frían trocitos
70g agua
media cucharadita de sal
madia cucharadita de azúcar
1 cucharadita de levadura Royal

para la crema pastelera de vainilla

1/2 l de leche
3 huevos
2 cucharadas de Maicena
3 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de extracto de vainilla

Para decorar:
3 manzanas
Azúcar moreno
Mermelada de melocotón o Dulce de membrillo


La masa la hice con la Thermomix, poniendo todos los ingredientes en la cubeta y mezclando 20 segundos a velocidad 6. 

Si no tenéis la maquinita, el proceso es fácil. la cosa es ir deshaciendo la mantequilla con los dedos junto con la harina, ir creando como miguitas de pan. Añadir la sal, la levadura, el azúcar y el agua a poquitos mientras continuamos amasando. 
Con la masa ya lista, forraremos un molde y meteremos la masa unos minutos al horno (180º) para que se haga un poco pero sin llegar a dorarse. 

Mientras está en el horno, preparamos una "crema pastelera" rápida que copié de mi amiga Lolines, poniendo en un cazo la leche con el azúcar y la vainilla. Cuando comience a hervir añadiremos la mezcla de los huevos con la Maicena y bajamos el fuego. Removemos con las varillas sin parar y veremos como irá espesando. Cuanto tenga la consistencia que queramos, retiramos del fuego y dejamos templar. 

Nos queda pelar y partir las manzanas en láminas muy muy finas y montar la tarta. 

Sobre la base que ya habremos sacado del horno, vertemos la crema pastelera y encima iremos colocando las láminas de manzana haciendo la forma que queramos. Espolvoreamos generosamente azúcar moreno y volvemos a meter la tarta al horno hasta que esta empiece a dorarse (unos 20 minutos a 180º). 

Cuando esté algo tibia, la pintamos con mermelada de melocotón o dulce de membrillo que le dará brillo y algo más de dulzor.

Como me sobró algo de masa quebrada, hice mini tartitas de manzana que tuvieron incluso más éxito que la original, y lo bueno es que se hacen más rápido ya que te saltas el pre-horneado de la masa. 

Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada