jueves, 22 de mayo de 2014

Pasta negra con brochetas de gambas

Mi perfil de facebook parece un taller de cocina. Tengo mil páginas de repostería, restaurantes que me gustan y que todos los días publican ideas y recetas. Pues hará como 10 días o así, Webos Fritos puso una receta de Espaghetti Marineros que me lleva rondando desde entonces. 

He versionado la receta porque desde que me quedé embarazada le he cogido tirria a la sepia-calamares-o-similar y las brochetas son de gambas. ¡Riquísima!

Pasta negra con brocheta de gambas


Ingredientes
para 2 personas

200g pasta negra
150g gambas frescas
100g chirlas
1 vasito de vino blanco
1 vasito de nata
1 cucharada de tomate frito
2 dientes de ajo
1 cayena
1 cebolleta
Perejil
Aceite de oliva
Sal

Esta receta tiene varios pasos. Primero hay que hacer un fumet con las cabezas y las pieles de las gambas, así que las pelamos y ponemos todo en un cazo con un vaso de agua. Dejamos cocer unos 10 minutos, presionando bien las cabezas con una cuchara de madera para que suelten toda la sustancia, y colamos bien. 

Ahora picamos bien la cebolleta y la doramos en un cazo con un chorrete de aceite de oliva. Cuando esté medio hecha, añadimos el tomate frito,  el vaso de vino el fumet. Irá evaporando y la cebolla se terminará de hacer. Ahora vertemos la nata y con el fuego bajito, vamos removiendo mientras la salsa espesa.  Cuando vayamos a servir, echamos perejil picado.
Ponemos la pasta a cocer en agua con sal y la escurrimos. Para que tenga algo de saborcillo, la salteamos en una sartén con los ajos cortados en láminas y la cayena. 

Hacemos las brochetas y en el último momento las pasamos por una sartén con un pelín de aceite, sal y perejil. Además, abrimos las chirlas (yo las tenía en agua y sal desde por la mañana, cambiando el agua cada hora más o menos) en una sartén con un poco de aceite de oliva y sal y las reservamos.

Montamos ahora la delicia de plato....jijiji. Hacemos un nido grande con la pasta. Ponemos salsa por encima y una o dos brochetas. Ponemos unas cuantas chirlas alrededor y añadimos un hilo de aceite de oliva.










Ahh... Tengo que agradecer a mi pitufa que me dejara hacer, entre toma y toma, este plato taaaaan bueno con el que celebrar con mi señor marido ¡nuestro tercer aniversario de boda! ¡Te quiero mi amor!

Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada