miércoles, 9 de octubre de 2013

Tarta Red Velvet

Hoy traigo algo con lo que sentirme orgullosa. ¡Qué digo orgullosa! ¡¡Súper-mega-orgullosa!! Porque a parte de ser una tarta requetebonita (sólo hay que verla) está muy buena y no empalaga demasiado.  Llevo viéndola en miles de blogs y parece ser que en EEUU es muy famosa, al igual que la de zanahoria que tengo en el tintero, y hay miles de recetas. Al final, he cogido un poco de allí y un poco de allá...

La hice para  la celebración de mi cumple (con un mes de retraso...es lo que tiene cumplir años en pleno verano) y aunque sudé amares decorándola, mereció la pena. 

Tarta Red Velvet


Ingredientes 
para 10-12 personas

Bizcocho

300g azúcar
100ml aceite de girasol
2 huevos
250 ml leche
300g harina
3 cuch cacao en polvo
2 cuch pequeñas esencia de vainilla
1 cuch pequeña bicarbonato
2 cuch pequeña vinagre blanco
2 cuch pequeñas zumo de limón
Colorante rojo

Encendemos el horno a 180º para que se vaya calentando. Mientras, ponemos la leche en una jarrita con el zumo de limón y la dejamos hasta que la necesitemos. Así crearemos de forma casera lo que en el mundillo de las tartas se llama "Buttermilk".  Se supone que se compra pero yo aquí no lo he visto en la vida.

Con la batidora de varillas u otro chisme de estos, batimos el azúcar con el aceite hasta que veamos que se va poniendo blanquito y añadimos los huevos de uno en uno hasta que se integren bien. A continuación añadiremos la harina con el cacao (tamizado para evitar grumos)  y la leche poco a poco. 

Nos queda colorear la mezcla con el colorante. No he puesto cantidad porque depende de la marca. Así que hasta que esté rojo sangre podemos ir agregándolo sin problema. 

En un vasito a parte mezclaremos el bicarbonato con el vinagre y cuando salgan burbujas, lo vertemos en la mezcla y con cuidado lo integramos. 

Engrasamos el molde que vayamos a usar (podemos usar dos repartiendo la masa) y metemos en el horno unos 30-40 minutos. Cuando hayan pasado 25, podemos pinchar para ver si está listo. Entonces lo sacaremos del horno, dejaremos que temple unos minutos y lo desmoldamos sobre una rejilla hasta que enfríe del todo.

Ahora vamos a por el relleno típico de esta tarta que muchos no creen que esté hecho a base de queso de untar. 
Ingredientes 
Cream Cheese Frosting

250g queso de untar
150g mantequilla
600g azúcar glass


Nada más fácil como batir con las varillas el azúcar glass con la mantequilla hasta que quede una crema consistente (unos 5 minutos) y a continuación añadir el queso y continuar mezclando (otros 5 minutos más). 

Con esta crema yo rellené la tarta (cortándola previamente en capas) y pude cubrirla con una capa muy finita. La metí en el frigo para que se endureciera un poco mientras preparaba la crema con la que iba a hacer las decoraciones finales. 

En principio se rellena y decora con esta crema peeeerooo (siempre hay un pero, no sé cómo lo hago) calculé mal y no tenía más queso de untar para hacer más así que hubo que improvisar sobre la marcha.

Por ello hice la socorridísima Buttercream copiada de la web de Objetivo: Cupcake Perfecto. Ahora sí que pude decorar la tarta haciendo unos rosetones estupendos que no son tan difíciles como parecen tras ver este tutorial que aunque son para cupcakes, utilicé para tooooda la tarta. 
Terminé metiéndola en la nevera hasta 10 minutos antes de servir. El resultado salta a la vista. Yo contenta, mis invitados contentos y espero que vosotr@s también!!!!!


Yo cocino, tú cocinas... ¡Todos cocinamos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada