miércoles, 20 de noviembre de 2013

Albóndigas de pescado con salsa de tomate


Ayer en clase estudiamos cómo realizar una receta de cocina y les conté a mis niños que tengo un blog de cocina. Así que la recetita de hoy va para los 24 pitufos y pitufas que día a día van aprendiendo cada vez más, no sólo cómo escribir mejor, si no a ser unas estupendas personillas. 

Albóndigas de pescado en salsa de tomate


Ingredientes
para 4 personas

400g filetes de merluza congelados sin piel ni espinas
100g gambas congeladas
3 rebanadas de pan de molde sin corteza
1 vasito de leche
1 huevo
Perejil picado
Sal
Harina para rebozar pescado
Aceite de oliva
Salsa de tomate casera


 Comenzamos descongelando temperatura ambiente el pescado y las gambitas. Hacemos el pescado al vapor o en el micro si queremos, pero asegurándonos de que no se nos pase. 


Mientras, ponemos la miga de pan en remojo con la leche y vamos cortando las gambas en trocitos pequeños. 

Cuando el pescado esté, lo dejamos enfriar unos minutos lo desmigamos con los dedos, mezclándolo con las gambas, el pan remojado, el huevo batido, un poco de perejil picado y algo de sal.



Así se formará una masa con la que iremos haciendo las albóndigas una a una y pasándolas por la harina. 


Ponemos una cazuelita al fuego con el tomate frito casero (no vale de bote!) para que vaya calentándose y añadimos las albóndigas directamente a la salsa. 

Las hacemos a fuego lento y en unos 10 minutos estarán listas, blanditas y muy jugosas. 

Esta receta sobre todo es para los peques a los que no les gusta el pescado, y que así disfrazado con el tomate, se las comerán en un santiamén. Y para los que nos gusta el pescadito, así cambiamos de vez en cuando. 

Yo cocino, tú cocinas...¡Todos cocinamos!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada